Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

viernes, 29 de abril de 2011

Voy contigo, mi amor.

Ya sé que has terminado conmigo, ya sé que no me ves hace casi medio año, ya sé que no sientes nada por mí, ya sé que estás con otra persona… Pero tú no sabes que yo no he sido capaz de terminar contigo, no sabes que siempre te veo en fotos y videos, no sabes todo lo que siento por ti, no sabes lo mucho que deseo estar contigo.

Mi nombre es Joseph y hace medio año la mujer que amo me abandonó porque mis defectos fueron más grandes que nuestro amor. Eso estaría bien si no fuese, claro, por que en mi febril locura sigo comentándole a mis amigos y conocidos lo genial que es tener una novia como la que ya no tengo. Las alucinaciones y exageraciones que suelo comentarles a mis compañeros sobre la relación perfecta, e imaginaria, que tengo con Jullye.

En las noches lloro pensando en ella y me lastimo tocando el frío monitor o el agrietado papel donde puedo ver su imagen. Al contrario en el día, soy, ante los ojos de extraños, el hombre más feliz en la tierra gracias a lo que todos piensan de mi relación, mientras, yo sé, Jullye está con otro sujeto en amoríos.

No sé porque me torturo creando un universo inexistente. Sólo una persona, mi mejor amigo, sabe que esta utopía es, en verdad, una distopía personal y que soy esclavo de mis propias mentiras, ya que si acepto el hecho, ante los demás, de haber estado inventando historias, quedaría como un perdedor, como un perro, como un necesitado de ella… La triste realidad es que, ciertamente, sí lo soy.

Alex es el nombre de mi mejor amigo. Iba con él en un bus, rumbo a mi hogar, después del instituto. Ese día, recuerdo, las mentiras casi se me van de las manos al hablar sobre Jullye pero, gracias a dios, pude encubrir mis palabras con otra capa de mentiras. ¡Oh! Si alguien supiese que no veo el rostro de Jullye hace unos cinco meses… Pero yo se que mentía por que nunca había aceptado que nuestra relación había acabado… Una Jullye imaginaria siempre estaba conmigo, con ella estaría para siempre.

Estaba, yo, sentado justo en el último asiento del bus, al lado de la ventana que daba a la acera, Alex estaba a mi costado y, entre los dimes y diretes que tenía en el transporte público con él, algo hizo mi corazón saltar. Comencé a temblar y las gotas de sudor helado mojaron la parte trasera de mi polera.

-          A… Alex… Alex… - dije, sin dejar de tartamudear.
-          Tío… ¡Estás temblando! – me dijo, algo preocupado.
-          Ella… Jullye… Está… Ella…
-          ¿Qué?
-          Ella… Está… Está a mi costado…
-          A tu costado está la ventana, tío – dijo – al otro lado está el paradero.

Aún no podía dejar de temblar ni de sudar, el miedo me invadió desde la punta del pie hasta lo más alto de mí, intenté mover mi cabeza para señalar al paradero donde estaba Jullye, posiblemente, esperando un transporte. Alex pudo verla parada conversando con una amiga.

                                                               El carro arrancó....
... Me paré...
                                                                                       ... Me disponía a bajar en próximo paradero.

-          ¿Qué tienes? – preguntó Alex
-          Voy a bajar – dije, tragándome el miedo.

Un jalón que casi rompe mi manga derecha me sentó. Alex me miraba con desaprobación.

-          ¿¡Eres estúpido!? – me dijo, todo el mundo volteó a mirarnos.
-          Sólo quería… Verla… - agaché la cabeza
-          ¿Y de ahí?
-          La iba a saludar… - una gota cayó sobre mi pantalón
-          ¿Y…?
-          Me iba a quedar parado sin decir nada, sintiéndome la persona más idiota del mundo luego de, prácticamente, arrastrarme como un perro.
-          Bonito… ¿Verdad?

Lo abracé, era un abrazo muy fraterno, me gustó de verdad, pero no podía soportarlo más, ese fue el último abrazo que le daría a alguien en mi vida.

- ¡Me voy, ahora, donde mi Jullye imaginaria me espera! – grito ahora, a la nada, parado a unos 30 metros del suelo, sobre un puente. 


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué es peor que una vida llena de mentiras? No suelo darme cuenta de la gravedad de las cosas hasta que es demasiado tarde. Deberíamos, todos, al menos, intentar llevar una vida transparente... No soy el ejemplo a seguir pero, sin duda alguna, he decidido empezar a obrar con mi palabra.
miércoles, 27 de abril de 2011

Contrariedad.



Pocas son las palabras,
infinitos los sentimientos.
Relajante es un abrazo,
frenesí un beso.

Pequeñas son las dudas,
enormes sus estragos.
Única es la sonrisa,
millones las lagrimas.

Doloroso es el olvido,
aliviante un recuerdo.
Superficial es un adiós,
profunda su herida.

Imposible es el perdón,
fácil el rencor.
Efímero es el amor,
eterno el odio.

Trágico es un final,
cómico un inicio.
Efímero es el odio,
eterno el amor.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Oposición, siempre existente en la vida. Un día uno se siente seguro de su camino, de sus decisiones, de lo que siente. Al otro día todo es distinto... Cuando esto pase, tenga paciencia, calme su mente, no actúe de manera precipitada. Suele pasar que uno se confunde... No es algo malo, es normal.
Hay acciones que dejan una huella muy profunda, tengan cuidado con lo que hacen.
domingo, 24 de abril de 2011

Confusión.

Las decisiones más importantes de mi vida, las he tomado de una forma que quizá les parecerá rara. Cuando ya no sabía qué hacer, cuando no había cómo decidir entre dos opciones y cuando ya ni los consejos me servían, yo...lanzaba una moneda. Sí, así de simple.
Es algo rápido, algo tan fácil de hacer... y es algo tan práctico, realmente funcionó cada vez. Sí, lanzar la moneda sirve en esos casos, cuando debes elegir entre dos cosas igual de importantes, cuando ambas te  harán igual de feliz y/o miserable, sirve cuando son dos opciones... Ah se me olvidaba, no funciona en ciertos casos. Esos casos, especiales por su complejidad, son los que discutiré solo a continuación. (Entonces, no es discusión...Tonto.)

Existen distintos tipos, claro está, de confusión. Dado que mi tema es el amor, debo contarles lo que sucede cuando es este el causante de la duda. Pasa a veces, que uno no sabe lo que debería hacer, que uno no sabe si lo que siente es amor, que uno no sabe qué es lo mejor, que uno no sabe si necesita estar solo. Me han pasado todas estas cosas, todas esas veces mi moneda no me ayudó en lo absoluto, todas esas veces estuve al borde del colapso, por suerte siempre logré resolverlo...

¿Necesito estar solo?
Puede ser que llegues a estar confundido, a tener que elegir entre dos caminos muy distintos y no saber cual tomar. A veces uno por escapar de la soledad, termina causándole daño a los demás. Lo hace, claro, para no sentirse solo, pero evitar esa tristeza trae consigo el sentimiento de culpa, culpa por lastimar a otros. Si alguna vez debes elegir entre estar solo o con alguien a quien realmente no quieres, créeme que lo mejor es estar solo... Pues el sufrimiento de la soledad se aburre y se va, en cambio la culpa no es tan misericordiosa.

¿Qué es lo mejor?
La respuesta es realmente simple, lo mejor es lo que te haga feliz. Obviamente no es fácil, aunque así lo parezca. El problema es que a veces uno confunde la felicidad ajena con la felicidad personal. A veces pensamos demasiado en cómo afectarán nuestras decisiones a los demás y por ello no actuamos. Otras veces no consideramos en lo absoluto a los demás y somos egoístas. La solución es encontrar un equilibrio... la mejor opción será siempre la que te haga más feliz y no lastime a otros (en la medida de lo posible). Sin embargo, si alguna vez debes elegir entre tu felicidad y la de alguien más, elige la tuya (pero intenta no destruir vidas ajenas). No soy malo, no digo que seas más importante que la otra persona, sólo que si de verdad la felicidad de la otra persona te fuera tan importante...no tendrías que decidirlo.

¿Cómo saber si es amor?
 Esa es una pregunta fácil y divertida de responder. Amor es cuando todo lo demás pasa a segundo plano, cuando te es necesario saber de esa persona, cuando su alegría es tu felicidad y su dolor es tu tristeza, cuando un simple “Hola” te alegra el día, cuando sin querer te imaginas un futuro junto a esa persona(una casa, una mascota, un día festivo...), cuando te preocupas de más y no puedes alejarte de esa persona, cuando al no verle quisieras al menos saber cómo está, cuando al pensarle tus problemas desaparecen, y finalmente cuando al leer todo esto sólo has tenido a una persona en mente...

¿Qué hacer?
Las decisiones nunca son algo fácil, habrá veces en las que te arrepentirás de tus actos. Otras veces querrás volver en el tiempo para elegir un camino distinto, es algo que suele suceder...pero te recomiendo evitarlo. Vivir con arrepentimientos es privarse de felicidad, uno no debe vivir lamentando sus decisiones, sino aceptándolas. Debes saber que son esas decisiones las que te transformaron en la persona que eres ahora, considérandote bueno o malo, lo importante no es el camino que seguiste y/o seguirás... sino lo que hagas estando ahí.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Alguna vez necesité de consejo para elegir mi camino, estaba solo y perdido...actué precipitadamente y lo perdí todo. Por pura suerte pude volver a elegir, naturalmente opté por la otra dirección, poco importó...nuevamente lo perdí todo. Fue entonces que supe lo poco que importa decidir, lo que es realmente importante es lo que hagas con esa decisión, lo que saques de ella y lo que aprendas... Se feliz con lo que hagas, sea lo que sea, y así no tendrás que arrepentirte. Además...si llegas a ser feliz con lo que sea, podrás tomar decisiones lanzando una moneda.
jueves, 21 de abril de 2011

Nuevo comienzo.

Son pocos los días en los que sonrío plenamente,
curiosamente esas jornadas son aquellas en las que le veo.
Desde que le conozco no logro sacarle de mi mente,
me he enamorado, al menos eso creo.

-¿Qué significa estar enamorado?
-Eso quiere decir que tu alma has entregado.
-¿Es este amor lo que felicidad me hará encontrar?
-Sólo si al mundo se lo logras confesar.

Durante muchas semanas no logré dormir,
esas cosas pasan cuando algo nos atormenta.
Por suerte ahora usted me hace reír,
es usted la calma luego de la tormenta.

-¿Cómo saber si no saldré lastimado?
-No puedes saberlo, enamorarse siempre es arriesgado.
-¿Y si lo que siento no es real?
-No dudes, a tu corazón siempre debes ser leal.

Todas las noches el odio me consume,
luego le recuerdo y todo se aclara.
Que no volveré a ser feliz es lo que mi cuerpo asume,
pero todo estaría bien, si usted también me amara.

-¿Y si aún no estoy listo para de nuevo amar?
-Si no lo estuvieras aún, no hubieras dejado de llorar.
-¿Qué pasa si no soy correspondido?
-Al menos lo habrás intentando y no vivirás arrepentido.

No le estoy usando para escapar de todo ese dolor,
es usted mi felicidad, y su mano en la mía es lo único que pienso.
Le quiero, pues a su lado ya no siento temor.
Le quiero, pues ya es hora de un nuevo comienzo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿No han tenido diálogos internos mientras se declaran? Bueno, quizá sí estoy loco...

Acerca del blog: Las actualizaciones han sido muy irregulares, pues debo elegir que material publicar y que cosas dejar para el libro, aparte de la cuestión “Tengo una vida.”. Ya pronto las cosas volverán a la normalidad...
domingo, 10 de abril de 2011

Odio.


Tengo algunos problemas de control últimamente,
nunca antes había sentido tanto odio.
Son tantas las cosas que torturan mi mente,
pero el causante de todo no es tan obvio.

Detesto mi memoria pues no olvida,
recuerdo cada lagrima, cada sonrisa.
Son los recuerdos los que nublan mi vida
y por esa mísera agonía se apaga mi risa.

Aborrezco mi conciencia pues no descansa,
se retuerce y me castiga por las noches.
Está maldita, siempre apaga mi esperanza,
ya no puedo dormir, no importa cuanto le reproche.

Odio mi corazón, pues dejó de amar,
se lastima y se parte cada día,
por su culpa mis puños de rabia no dejan de temblar,
me avergüenza esta puta vida que ya no es mía.

A ese pútrido fantasma que ahora es mi cuerpo,
quiero destruirlo pues es un simple fiasco.
Le digo ahora a ese reflejo mío que está muerto,
”Soñador iluso y podrido, me das asco.”

--------------------------------------------------------------------------------------------
Quizá esto es lo más autodestructivo que haya escrito, pero creo que en su momento fue necesario. Recuerdo una época de mi vida en la cual perdí todo mi ser, vivía una vida que no era mía, pensaba de manera idiota para evitar sufrir, llegué a odiarme... Por suerte, encontré suelo en que apoyarme en mi persona, encontré luz en la amistad y el amor, encontré tranquilidad en escribir. Espero sepan, estimados lectores, que es únicamente cuando el hombre pierde su identidad, que finalmente logra encontrarla.
lunes, 4 de abril de 2011

Mentiras.


Alguna vez he mentido y varias engañado.
¿Pero de qué sirve mentir?
Siempre es mejor ser honesto y la verdad admitir.
Extraño a mis hermanos y odio a mi padre.
Lamento que mi primer amor no haya sido el último.
Llevo un buen par de meses sin poder dormir.
Casi no paso tiempo con mis mejores amigos.
Me he enamorado de mil mujeres.
Me encanta jugar con las personas.
Realmente soy malo con los demás.
No creo en deidades y soy feliz así.
La poesía ajena me aburre.
El único cumpleaños que recuerdo es el mío.
Nunca hablo mal de otras personas.
Siempre tengo la razón, aún cuando no la tenga.
No me importa ser mediocre.
Toda mi vida he sido y seré feliz.
Ya lo dije, alguna vez he mentido,
quizá todo esto es mentira, igual no importa...
Pues decir la verdad sólo sirve si te creen.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Son varías las veces en que nos vemos obligados a mentir. A veces uno dice la verdad,  uno admite todo para librarse de toda culpa y/o para confesar sus emociones, pero resulta que no le creen. Me ha pasado, el decir toda la verdad, el ser totalmente sincero y no me creyeron. También me ha pasado, que dije mentiras extraordinarias y me creyeron...
De nada sirve, ser sincero o mentir... la conciencia no descansará mejor, todo depende de a quien le mientas.

Acerca del blog: Me he demorado con las entradas, pues... no me dio la gana de escribir.
Es bueno ser honestos.