Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

viernes, 18 de febrero de 2011

¿Alguna vez te has enamorado?

¡Saludos! Esta actualización ha demorado más de lo normal, pues esta ha sido la semana de mis 20 años (yey). Continuando con el modelo reciente de subir las historias los Viernes, aquí les dejo una historia sobre la elección entre amistad y amor, sobre la locura y el sufrimiento de lo que guardamos... es un experimento en cambio de narrador... espero les guste.


-Eran totalmente distintos, pero se complementaban bien. Un día soleado en las bancas de un parque, preguntaron mi nombre, jamás olvidaré ese día. Sergio era alto, delgado, tenía el cabello castaño y largo, típico adolescente rebelde. Hablaba demasiado, su manera de hablar no era tonta, me encantaba su intelecto y su personalidad tranquila me calmaba, pero había algo raro en él, un aura violenta que me intimidaba... lo divertido es que eso me atraía más. Joaquín era la otra cara de la moneda, cabello negro desordenado, no decía mucho, pero sus ocasionales comentarios llenos de sarcasmo le daban vida al momento y me hacían reír. Me encariñé rápidamente con ambos, un loco y un mudo, mis mejores amigos, lo mejor que tuve.

Ya son dos años desde que los conocí, los mejores años de mi vida, la amistad con Sergio se volvió amor hace poco tiempo, pensé que eso afectaría nuestra amistad con Joaquín, pero él fue quien más se emocionó. Sabe como actuar para no incomodarse y nos ayuda a resolver los problemas ocasionales de pareja. Fue hace tres meses que Sergio me declaró su amor, yo acepté instantáneamente, su actitud me domina y esa presencia fuerte que lleva dentro me quita el aliento. Todo va bien con ambos, por suerte nuestra amistad no se arruinó, somos felices y creo que siempre lo seremos.

-¿Alguna vez te has enamorado? Sientes que los problemas desaparecen, la persona amada se vuelve todo y todo se vuelve ella. Los días empiezan cuando la veo y terminan cuando se va de mi vista. Conozco a Carolina como la palma de mi mano, la amo desde que la vi sentada en el parque, el día en que mi amor nació, el día en que mi agonía comenzó. ¿Has sentido la alegría de amar y ser amado? Si la has sentido, entonces no podrás entenderme, Carolina no me ama, es la novia de mi mejor amigo, nadie sabe lo que siento por ella. El afortunado de Sergio es el que sabe expresar sus sentimientos, todos los días los veo de la mano, los acompaño y les sirvo de violín. Saber que otro besa esos labios que son paraíso, saber que otro toma esa mano que da protección divina, ver como la persona que amas se encariña con otro, eso me atormenta segundo a segundo. Lo bueno es que no se dan cuenta, sé actuar muy bien, mi sarcasmo siempre me ayuda. ¿Alguna vez has sacrificado algo por amistad? Yo lo hice, sacrifiqué mi corazón para que Sergio sea feliz, muero cada día por ello, pero de alguna manera creo que eso es lo correcto.

Somos amigos desde siempre, sé muy bien como se comporta, habla demasiado pero nunca sin sentido, tranquilo en apariencia, pero brutal por dentro. Yo soy el que lo controla, me refiero a su temperamento. Sergio es demasiado violento, por suerte encontré la manera de calmarlo, el sarcasmo lo hace reír, le quita la furia. Ya hace tiempo que no tiene ataques de locura, pero hay algo dentro de él, la violencia sigue ahí, amenazante y aterradora. Espero que no pase algo malo por culpa de eso, haré lo posible por evitarlo, lo mantendré feliz para que no dañe a su novia, a mi amada. Siempre lo he cuidado, no dejaré de hacerlo aunque me haya quitado al amor de mi vida, después de todo, se lo debo. Mi mejor amigo y la mujer que amo son felices juntos, moriré en silencio por ellos, por su felicidad.

-Uno debe siempre mantener el control, uno debe ser fuerte para proteger a los que ama, especialmente de uno mismo. Amo a Carolina con todo mi ser, me tranquiliza, siento que con ella puedo vivir de manera normal, sin miedo y en paz, como debe ser. Aún recuerdo como conocí a Joaquín, estaba siendo atacado por unos cuantos delincuentes, se defendía bien, pero no era suficiente, lo ayudé y desde entonces ha sido el mejor amigo que alguien podría tener, es el único que sabe cómo soy realmente. Mi relación es todo lo que uno desea, hay confianza, respeto y cariño, sin embargo vivo con miedo constante, no quisiera hacerle daño. Me pregunto como hace Joaquín para ser tan pacifico, como puede mantenerse tan tranquilo, solo dice lo necesario, siempre de manera graciosa, creo que eso es lo que mantiene mi tranquilidad. ¿Estoy loco? No, el resto del mundo está cuerdo. Uno debe saber siempre defenderse sin violencia, quizá por eso hablo tanto, quizá por eso mezclo ideas, sin embargo no sirve, por momentos pierdo el control, que suerte que eso solo pasa en mi habitación estando a solas. Amo a mi novia, amo a mi mejor amigo, son ellos quienes me salvan de este abismo, quisiera que esta bestia desapareciera, que todo sea felicidad.

No recuerdo que pasó, no entiendo en que momento lo hice. Recuerdo escuchar el grito de mi novia mientras un hombre pasaba a su costado y luego mis puños estampados en el rostro de ese infeliz, lo destrocé y se lo merecía, pero recuerdo nada. Lo arruiné todo, Carolina me tiene miedo, no quiere acercarse. Joaquín intentó hablarme, pero no me atrevo a enfrentarlo, perdí el control, prometí no hacerlo pero pasó. Espero que todo se solucione, Joaquín la calmará, le contará todo y el problema se arreglará, todo será felicidad de nuevo. Maldito sea ese hombre desconocido, no sé que hizo, pero maldito sea.

-No puedo creerlo, mi amado es un monstruo, lo hizo por defenderme, pero nada justifica tal violencia. Nunca había visto una pelea de ese tipo, nunca había visto tal crueldad.No puedo hablarle, no puedo verlo, tengo miedo, sé que me ama, que nunca me haría daño, sin embargo estoy aterrada. Esa presencia violenta que tanto me atraía, ahora me produce escalofríos.

-Es un idiota, explotó enfrente de mi preciosa Carolina y le reventó la cara a un pobre diablo. ¿Cómo arreglaré esto? No sé que hacer, ella no volverá a verlo igual, una parte mía me guía a consolar a Carolina, aprovechar la oportunidad para amarla y ser correspondido, pero obviamente el resto de mi ser dice que debo apoyar a mi amigo, odio las decisiones.

-Joaquín vino a buscarme nuevamente ,esta vez si lo atendí, me abrazó y fui feliz de tener el apoyo de mi mejor amigo después de lo ocurrido. Algo andaba raro en él, fue un día muy extraño y tan solo me dijo algo acerca de lo difícil que es tomar decisiones. Creo que nada podrá ser como antes, arruiné mi relación, pero aún tengo a mi mejor amigo, no todo está perdido, él podrá ayudarme a controlar mi temperamento, incluso ahora que lo noto distinto, sigue siendo tan centrado como siempre.

-Creo que nada tiene sentido ahora, ellos dos fueron los mejores, pero las cosas cambian, no puedo volver a verlos. Los extrañaré, al loco y al mudo, eran mi mundo, los amaba a ambos, nunca logré confesarle mi amor a Joaquín el día que vino a confesarme el suyo, pero ya es muy tarde, de todas maneras se tienen el uno al otro, la amistad puede más que el amor.

-¿Alguna vez te has enamorado? Debes saber entonces que no hay nada mas doloroso que no saber nada de esa persona. Carolina se fue, nos dejó sin avisar, es comprensible luego de lo que Sergio hizo...luego de mi confesión.¿Has sentido la alegría de amar y ser amado? Yo no la he sentido, espero que algún día sea posible. ¿Alguna vez sacrificaste algo por amistad? Yo no pude, pero ahora lo  haré todas las veces que sea necesario, me parte el corazón, pero lo arregla a la vez. Ahora todo es distinto, ahora todo está bien.

-Estoy soltero de nuevo, el miedo ya no es tan grande y ahora puedo no preocuparme por lastimar a alguien. Las tardes son tranquilas desde que Carolina se fue, aún duele cuando lo recuerdo, pero hay tranquilidad. Jamás entendí que pasó ese día con Joaquín, pero ahora habla casi tanto como yo, es raro. Quizá soy yo el que ha cambiado, quizá hablo menos, no lo sé. De pronto un día mientras recorríamos las calles de esta ciudad de cielo gris, vimos a una señorita muy linda que compraba unos chocolates. "Hola", dijimos. "¿Cuál es tu nombre?"

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno, a partir de ahora, dejaré un breve comentario sobre lo escrito, creo que ayudará con la dinámica del blog.
A veces, nos vemos obligados a decidir, entre amistad y amor...a veces nos vemos obligados a rechazar a la persona que amamos, por no hacerle daño a otro... A veces, vivimos engañados por aquellas personas que más queremos, sin embargo no siempre esos engaños son malos. ¿Alguna vez se han enamorado? Yo sí, es lo mejor que le puede pasar a uno.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me encantó!!! *.*

l dijo...

Oh, pero qué gran final!

Frixie dijo...

oye qé buena historia =)

Alejandro Céspedes dijo...

Anónimo: Me encantan los comentarios. :)

l: Ese final es un buen comienzo.

Frixie: Gracias, pequeña niña freza.