Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

lunes, 31 de octubre de 2011

Alivio.


Ella está muerta y nada puede cambiar eso, nada se puede hacer para recuperarla. Ahora me doy cuenta de lo mucho que la amaba, de lo mucho que la necesito. Ella está muerta y pronto moriré también.

Ella está muerta y es culpa mía, soy la razón de su desgracia. Cada vez que nos peleábamos el amor se volvía más y más débil, el cariño se volvía odio y la vida nos abandonaba. Ella está muerta y su sangre está en mis manos.

Ella está muerta y finalmente soy libre, nunca más tendré que soportarla. No volverá a hacerme daño. El dolor de perderla pronto desaparecerá, pero el alivio que siento ahora será eterno. Ella está muerta y el cuchillo en mis manos ya puede descansar.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hay veces en las que somos nuestro peor enemigo, hay veces en las que el rencor nos gana. Hay veces en las que nos encontramos devastados, hay veces en las que nuestro único consuelo es el dolor ajeno.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

la mataste?

Alejandro Céspedes dijo...

Anónimo: Con palabras, quizá.

Anónimo dijo...

uhmmm, ¡qué fuerte!
te seguiré leyendo pastini :)