Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

domingo, 12 de junio de 2011

Las almas van de dos.


Encontrábanse aburridas las almas, pues marcháronse los dioses a los que servían. Teniendo el poder de la creación a su disposición y ninguna labor que cumplir, decidieron entonces crear la raza humana. Creáronla para entretenerse y satisfacer su sadismo, a los pobres humanos torturáronlos día y noche, hiciéronles pasar infortunios muchos, diéronles placeres solamente para arrebatárselos luego y matáronles sin piedad.

Los humanos, obligados a sufrir, no conocían el amor ni el cariño y sus vidas eran puro sufrimiento. Sabiendo solamente que el mundo espiritual era el causante de su eterno sufrimiento, maldijeron a los dioses y a sus sirvientes. Aceptando su triste destino, simplemente luchaban por sobrevivir. Era una raza que anhelaba algo que no conocía, deseaban dejar de sentirse miserables, deseaban amor.

Las almas eran crueles, pues ellas sí conocían el amor... están hechas de eso, sin embargo la ausencia de sus amos de alguna forma las corrompió. Todas las almas, sin excepción, eran perfectas. Pero su perfección estaba ahora arruinada, pues fueron en contra de los dioses quienes las habían creado para representar la felicidad y la tranquilidad eterna.

Los dioses llegaron de su largo viaje. Llegaron y observaron la nueva creación. Observaron la nueva creación y sintieron pena por los humanos. Sintieron pena por los humanos y decidieron castigar a las crueles almas. El castigo debía a la vez, ser consuelo para los humanos y una lección para los espíritus. Querían que los humanos conocieran lo que las almas tenían, pero esa raza había sido creada para sufrir y eso no podía cambiarse... Optaron entonces por a las almas partir.

Las almas vivirán el horror que crearon, vivirán en búsqueda del amor, en búsqueda de la felicidad y la tranquilidad que debieron formar. Para esto fueron partidas en dos, todas y cada una de ellas. Cada mitad fue encadenada a un cuerpo humano, fueron encadenadas y condenadas a estar incompletas en el mundo que ellas habían creado.

Así los humanos recibieron sus almas, así conocieron el amor. Así fueron las almas condenadas a buscar su otra mitad, así fueron condenadas a vivir incompletas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Así vivimos ahora, nuestras almas buscan su otra mitad. Sufrimos en la vida por culpa de nuestras almas, pero es gracias a ellas que ahora conocemos lo que son la felicidad, la tranquilidad y el amor.

0 comentarios: