Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

viernes, 13 de mayo de 2011

Problema.


Me gustas... y eso es un problema.
Es un problema pues afectas mis sentidos. Mis oídos sólo escuchan tu voz, mis ojos no hacen más que verte. El mundo entero ha cambiado por tu existencia, eso me confunde. Ya no sé si lo que percibo es real o si es el mundo fantasioso en el que me gustaría vivir contigo. Definitivamente algo está mal.

No es solamente el mundo el que ha cambiado, también mi forma de actuar. Ahora cuido mis movimientos para no hacer el ridículo frente a ti, pero sin querer termino actuando de maneras extrañas por querer llamar tu atención. Ahora todo el día hablo de ti, me es necesario contarle a mi mejor amigo cada interacción que tengo contigo. Intento hacerte reír, intento ganar tu confianza, muero por saber que opinas de mí. Sí, me has cambiado... y no sé si eso es algo bueno.

Ahora que hablamos más, no sé si sabes lo que siento. No sé si actúas así conmigo pues soy especial. No sé si conoces mis emociones, no sé si debas conocerlas. Quizá el saberlo te aleje, quizá llegues a odiarme o quizá las cosas cambien. Tengo miedo de mostrarte lo que realmente soy, pues la gente tiende a abandonarme al descubrirlo. ¿Cómo puedo saber que me querrás si llegas a conocerme? Cuando la única persona que me conoce del todo me aborrece por ello.

Me gustas... y eso es un problema.
Es un problema querer tener un futuro contigo, cuando no quiero arreglar mi pasado. Me molesta tener que cuidar mis palabras para no decir algo de más, me enerva cuidar mis acciones por miedo a perderte. Es un problema tener miedo a perderte cuando aún somos nada. Ahora vivo en este mundo raro donde todo depende de ti, de lo que digas, de cómo lo digas... Me gustas sí, me gustas muchísimo, pero eso es un problema.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
Cuando alguien nos gusta, se generan series de situaciones extrañas y/o graciosas, las cosas cambian, nosotros cambiamos. Supongo que cuando la cosa se pone así de “seria” es que el gusto se ha vuelto algo más que eso.

5 comentarios:

Alfredo dijo...

Lo extraño es que uno intenta ser alguien más... Una especie de Super-alguien ante esa persona... No entenderé, nunca, bien la razón...

l dijo...

"Es un problema tener miedo a perderte cuando aún somos nada." gracioso, no?

Johanna dijo...

Odio cuando uno trata de actuar cool frente a esa persona... y termina actuando más raro de lo normal XD hahahahaa c'est comme ça la vie!

Anónimo dijo...

asdasda lo pusiste! que emoción.. eres genial.. me encanta leerte =)

Akire,

Ana dijo...

Es todo tann cierto :)