Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

domingo, 14 de octubre de 2012

Remordimiento


Quizá no era la forma más apropiada de hacerlo, quizá no debiste decir las cosas que dijiste, quizá debiste decirlas en otro momento, quizá deberías repetir lo que ahora no te atreves a recordar.

Sabes que lo deseabas, sabes que mientes al negarlo. Sabes que no era falso, sabes que no bromeabas. Sabes que te da miedo admitirlo porque piensas que eso te hace mejor persona, pero no aceptar tu realidad sólo hace que seas más porquería de lo usual. Sabrás toda tu vida que mentiste, que destruiste una vida por un momento y que te refugiaste en una fantasía para poder dormir con la mente tranquila.

No te importará, no te importó y en realidad no te importa. No sabes para qué fue tanto teatro si al final ni te interesa. No tienes problemas con la verdad, no tienes sentimientos de culpa. No tienes corazón, no lo tuviste, no lo tendrás.

Pero actuar te es necesario, lo haces para tener algo en qué pensar. Pero lo haces para tener algo con qué sufrir, algo que te mantenga con vida. Pero son tantas las cosas que harías por seguir sufriendo, son tantas las cosas que harás, tantos los recuerdos que pretenderás no tener.

Ya no sigas, no sigas con la red de patrañas que escupe tu boca. Ya no mates, no mates los sentimientos que la gente tiene por ti. Ya no te tortures, no te tortures con el pasado que día a día te destroza el alma. Ya no, no.

Mejor acepta que te equivocaste, acepta que tu intención era la peor. Mejor acepta que te falta mejorar, acepta que a veces hasta tú necesitas ayuda. Mejor acepta que te duele, acepta que aún llorabas lágrimas de rencor. Mejor acepta que decirlo en voz alta te alivia, acepta que sólo querías confesarlo. Mejor acepta que aceptarlo es mejor.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Quizá debería hacerlo todo de nuevo, sé que todo sería distinto. No creo que fue un error, pero a decir verdad no me importa. Ya no te necesito, mejor acepto que nunca te necesité.