Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

lunes, 24 de enero de 2011

¿Hola?

Hola, soy Go.. soy Alejandro.
En este blog, explicaré las distintas facetas del amor e intentaré enseñarles como manejarlas, vivirlas y/o simplemente revelarlas. Todo esto mediante las entradas y las historias que se actualizarán regularmente.
Con esto dicho (que realmente no es mucho) pasaré a lo importante, aquí les dejo la primera historia de lo que será el libro "De mí para ti con todo mi yo."
que será publicado en el transcurso de este año. Disfruten.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

-No es justo-Dijo él.
-Nunca es justo- Dijo ella.
Se miraban de forma fría, con mucha agonía, ocultando todo el amor que tienen, lastimándose.

Son estos momentos los que todos odiamos, son las peleas entre amados las que nos destrozan el corazón y envenenan nuestras mentes. ¿Cómo dos personas que se aman tanto pueden llegar a hacer un concurso de quien lastima más al otro?
Este tipo de circunstancias y muchas otras facetas del amor, son las que contaré en estas historias...

                                                            CELOS

La vio llorando, se le destrozó el alma. Ella estaba sola y pensaba que nadie la veía, su novio la había dejado, él lo supo de inmediato, la conocía demasiado bien. Se acercó, estaba el cielo sin sol, la abrazó, una lagrima caía y sintió su corazón acelerar.
-Es un idiota, eres perfecta, no te preocupes, aquí estoy.
-Duele mucho, simplemente se acabó, no hubo razón.
-Al menos has tenido una época de amor, muchos no la tienen, el dolor ya pasará, déjalo salir todo que si no te envenena.
-Era el amor de mi vida.
-Pero aún tienes mucha vida por delante, habrá alguien incluso mejor, alguien que te cuidará y amará infinitamente, creo en el amor y eso seguro te pasará. Serás feliz, aunque no lo creas todavía.
-Gracias.
-Siempre que quieras y si no quieres, igual...

...Llevaban ya un par de meses juntos, su relación siempre fue algo especial, no fue difícil dejar de ser amigos para ser novios. Eso era verdadera felicidad, paseaban de la mano, jugaban, reían, siempre juntos, siempre alegres. Un día en el que la gran nube gris que cubre esa ciudad desapareció, prometieron amarse para siempre, jamás engañarse, todos los días comprenderse y seguir juntos sin importar lo que pase. Después de una juventud extraña, ambos por fin tenían amor  real en sus vidas.

-"Los celos son algo curioso, no pueden ser controlados, son veneno, destrozan lo que el amor crea, le ganan a la confianza, son aliados de la duda. Odio los celos, mi relación es lo que llamarían perfecta, pero los celos la están afectando. Antes mis amigas eran “amigas”, ahora son “esas perras”, antes sus amigos eran “los amigos” ahora son “esos infelices”. Nadie se libra de los celos, existen en distintos grados, pero siempre existen. Unos culpan a su inseguridad, otros culpan a la pareja. Ella culpa al amor, cuando alguien te importa lo quieres sólo para ti, entre más amas, más celas. Es una forma divertida de verlo, pero es ignorar el problema, creo que lo mejor es admitir los celos, dile a quien le tienes celos, pero no prohíbas que se vean, expresa tus celos, pero no armes peleas, confía ciegamente, debes confiar. Creo que eso ayuda, creo que podré hacerlo, creo..."

-"¿Qué se hace cuando una tiene dudas? Confío en Fernando, sin embargo siento algo raro que me hace atacarlo siempre que menciona a otra chica, debe ser porque no quiero perderlo. Nuestra relación se está volviendo asfixiante, ambos desconfiando, ambos pendientes de los movimientos del otro sabiendo que nada malo pasará, no hay problema... pero hemos inventado uno."

-"Ya no lo aguanto, sé que me engaña. No puede ser que se aleje tanto de mí sin ninguna razón, no... no es cierto no me engañaría nunca. ¿Quí demonios me pasa?  Estoy feliz a su lado, pero los celos son demasiado, no lo entiendo, simplemente no puedo estar tranquilo."

Y así, los meses pasaron, cada día la pareja se arruinaba más y más, cosas del amor en sus momentos crueles. Quizá ambos simplemente estaban cansados de estar amarrados a otra persona, quizá solo querian tener una excusa para alejarse de tanta perfección.

"-¿Hay otra persona que te gusta verdad?, nuestro protagonista ahogaba un sollozo.
-!No, no la hay! Deja de decir eso, seguro eres tú el que tiene a otra, por eso me atacas. ¿Qué has echo Fernando?
-!Nada! Yo siempre he sido bueno contigo, tú eres la tramposa en todo esto, tú eres la que me hace daño.
-El daño lo hacemos ambos, no deberias echarme la culpa por tus errores, por eso no quiero seguir contigo.
-No es justo-Dijo él.
-Nunca es justo- Dijo ella."

Se miraban de forma fría, con mucha agonía, ocultando todo el amor que tienen, lastimándose. Ninguno de los dos supo realmente que había sucedido, pero ese día murió su relación, murieron los engaños inexistentes, murió su felicidad...
Ese día, murió el amor...

2 comentarios:

romabrass_11 dijo...

triste...
por que demonios tiene q ser tan triste?!
UGH! ¬¬
(btw esta chvre >w<)

Alfredo dijo...

A veces las cosas terminan por que mucho se silencia y al final solo son tonterías.... Otras veces, como aquí... Ni siquiera existen.

Pasto, LIke it.