Search

Cargando...

Seguidores

Visitante número...

Con la tecnología de Blogger.

¡También estoy en Facebook!

viernes, 10 de febrero de 2012

Para la vida.

Recházalo, dile que no puedes, que está mal, que ya tienes alguien a quien amar. No muestres señales de interés, no te rías de sus chistes, no le hagas saber que realmente te interesa. Ignóralo, no lo abraces, no lo beses. Hazle saber que eres consciente de sus engaños, de sus falsos cumplidos, dile que no es más que un simple tramposo.

Hazlo porque te respetas, porque no te agradaría que te hiciesen lo mismo. No aceptes a otro porque se supone que el primero es el que debería hacerte feliz. Hazlo porque es lo correcto, porque confías en tu buena moral, porque sabes que no eres como las demás, que nunca engañarías. Convéncete de ser especial, de no haber hecho algo malo, de no haberle permitido que obtuviese lo que deseaba...aún cuando sabes que la moral es relativa, que la maldad cuando es placentera es buena y que lo realmente especial fue el haberte atrevido a ese riesgo.

No lo aceptes, pues sabrá que ha ganado, que suspiras por él, que son sus bromas las que te causan alegría, que son sus besos lo que más anhelas. No le digas la verdad, no le digas que realmente lo quieres, pues entenderá que es mejor que todo lo que has tenido antes, que es lo mejor que te ha pasado. No le digas que sí o sabrá que es especial, que te tiene acorralada, que puede herirte. No le des poder, no le des herramientas para que te conquiste. Niégalo todo, esquiva sus preguntas, respóndele que luego o que no sabes. Qué sufra, que realmente se esfuerce, que sepa que tu amor necesita sacrificio.

Accede, accede pues ya se lo ha ganado, ya ha demostrado ser aquello que tanto esperabas. Deja que tome tu mano, que cruce sus dedos con los tuyos, que piense que tiene el control. Permite que te abrace, que te proteja, que sienta que puede defenderte de los horrores de la existencia. Bésalo, quítale la libertad, róbale la vida con tus labios y tenlo a tus pies con ese simple gesto. Hazle creer que eres suya, así no se dará cuenta de que en realidad él es el que ahora tiene dueña. Demuéstrale al mundo que está bien esclavizar la mente de tu amado, que está bien hacer añicos su vida para hacerla tuya. Enséñale al amor que, en esos casos, está bien destruir para crear.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Porque amar es destruir. Porque se destruye para poder amar.
lunes, 6 de febrero de 2012

Vil.

Amar es ser libre… Pobre iluso.
Piensas que al amar serás la persona más libre del mundo. Crees que todo será felicidad, que podrás hasta volar, que incluso podrás tu vida entregar. Aseguras que nunca podrán separarte de tu amor, que siempre conseguirán vencer todos los obstáculos, que nunca habrán mal entendidos, te engañas, pobre iluso.

Ignoras que eres esclavo de ese amor, que en realidad tus acciones no son por libre albedrío sino que son consecuencias de tus sentimientos. Haces lo posible por mejorar ese sentimiento, por protegerlo, dejas de hacer cosas por no lastimarlo, por no arriesgarlo de alguna forma. No eres libre, estás enamorado.

Es peor aún cuando tus sentimientos no son correspondidos. Le perteneces a esa persona, te entregas por completo a la triste ilusión de hacerla feliz con tu servidumbre. Sabes que está mal, sabes que deberías ser libre, sabes que sufres… pero en realidad ese sufrimiento te hace feliz, te alegra pertenecerle, te alegra saber que tu vida está en sus manos. No es felicidad, es tormento.

Pensabas que el amor sería lo mejor de la vida, qué equivocado estabas. Creíste todos los cuentos que existen, qué triste es que choques así con la realidad. Recién ves que amar es sacrificar, que amar es odiar y que el amor es simple egoísmo. Quizá te arrepientes de haber amado, quizá nunca puedas volver a hacerlo. Siempre odiarás a todas esas personas que nos mintieron, a todos los que nos dijeron que el amor es libertad.
El amor es libertad… ¡Qué vil mentira!

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Soy tuyo, aunque no eres mía, aunque nunca lo fuiste, aunque nunca lo serás.